Teratologias.

Advertencia- esto es ficción. Pueden sentirse vulnerables, sin ningun resentimiento. Se puede ser atea, con ansias claras de agnosticismo, y aun asi creer, supersticiosamente, que el encadenamiento de las situaciones aparentemente casual es causal- y predice el resto del día o, al menos, su ritmo. Por ello, más que un diario, voy a registrar los fenómenos…

Instrucciones para huir.

Me hiciste mal. Me hiciste muy mal. Desde que me fui, estoy medicada y no puedo hacer otra cosa que dormir y quedarme sin habla. Espera, no saques tus conclusiones todavia. No quieras gritar que vos padeces peores circunstancias. No quieras imponerte y creer no solo que conoces el dolor del otro, sino que tu…

Ideas gráficas

Peter Newell edito varios libros con propuestas novedosas, como el Libro del Agujero y el Libro del Cohete, donde todas las páginas (en el libro del agujero, incluso la tapa) tienen recortado un pequeño circulo. Los personajes de sus historias gravitan en torno a esta situación peculiar, permitiendo que Newell desarrolle escenas donde la omisión…

Los inconclusos destinos de la lectura.

Últimamente, no escribo casi nada. En el blog, mis criticas, que ni siquiera deberian recibir ese nombre, estan incompletas. Mancilladas, preventivamente, por el virus de la incertidumbre. Lo que tengo, de vez en cuando, son charlas, solventadas por las lecturas tanto de libros como de otras minucias, menos pomposas y más cotidianas. Sin embargo, una…

Lo furtivo, el fuego.

Se podría decir que las criticas son tesis en miniatura. Nos disciplinaron en nuestras maneras de pensar, evitando todo enlace con lo caótico. Cada opinión, cada argumento con supuesta solidez parte de una certeza, nos han afirmado y hemos afirmado a consecuencia. De una afirmación. Sin hacer mucha critica en el significado, de una hipótesis…

Practica de Sombras

Y de hace años, ese cuaderno que le regale a P, para mi largo lamento, y que nunca le saque fotos a todas las páginas (que eran diez) solo a las tres primeras-

Los dragones raquíticos del Sarmiento.

  Mitad dama mitad intelectualoide mitad muchacha impasible mitad incógnita. La fricción de la tela contra la piel, a cada pisada. Los cierres deslizándose hacia abajo, las manos frías entrelazándose en un afán lucreciano. El paralelo inevitable entre los hallazgos más contundentes del comportamiento de las partículas en la física cuántica y la mitología griega….

Animales muertos en la terraza

“¿El taller del pensador atomista? Las calles y trastiendas de las carnicerías, la morgue de los hospitales, los cementerios donde se da propina al guarda para que proceda a la disección y nos haga saber la autopsia. En la rigidez de la muerte, se buscan las explicaciones del calor y la flexibilidad de los cuerpos. Escrudiñando los vientres, se descubre la evidencia filosófica” p.82, TDE, Onfray

Como terminar con una relación de 11 años

Siempre me pregunte no solo como seria tener, sino como sería acabar con una relación de 11 años. indudablemente, suponía, implica un desgarro feroz. Hay dos maneras que pueden ser prefijadas, infería, con respecto a estas relaciones. la relación termina por un acuerdo, un pacto mutuo, que a su vez, entre las infinitas vertientes, puede…

Las minuciosas investigaciones de la señorita Sally Mara

Breve reseña sobre las obras completas de Sally Mara, personaje inventado por el autor, de realidad supuesta, Raymond Queneau, participante activo del OULIPO desde su nacimiento hasta el último respiro de su vida. Superación personal. Me acusan de superación personal. Vuelvo a hablar con él, y lo primero que me pregunta, ante mis palabras, es…

Poder, dispositivos y profanacion. Foucault y Agamben.

Para Foucault, hay ciertas preposiciones que deben ser tenidas en cuenta al pensar la cuestion del poder. el poder no es algo que se posea, se adquiera, se tenga, arranque o comparta, algo que se deje escapar o se conserve. El poder se ejerce a partir de innumerables focos, y resulta del juego de relaciones…

Nunca estuviste ahí.

-Nunca estuviste ahí- comenzó diciendo, con un tono que carecía completamente de reproche, un tono nítido, prístino, de campanilla soplada desde dentro, como tórax que expira el último suspiro que lo oprime- nunca estuviste ahí, y sin embargo, yo te vi. Caminabas preso del pánico, con el terror erizando las puntas de los dedos, volviéndolas…