Carta silenciosa

Buenas Noches N. Hace un tiempo, quien sabrá cuanto paso, fui a su casa. Usted estaba de viaje, y yo pude indagar en su taller, en sus corazones escarchados, en los andamios de vidrio y de madera, en los colores de un retablo armario que representaba escenas bíblicas, o más bien, aquellas constituidas de la…

Cajones

Cuando estaba en la primaria, cada vez que me invitaba a la casa algun compañero, lo que más me urgía hacer era, discretamente, abrir los cajones de la cómoda y espiar esa constelacion personal de objetos antinómicos, el popurri bastardo de polvo y superficies belicosamente resplandecientes, el trotar de filos estériles y las esferadas canicas…

Pañuelito Verde, pañuelito Azul

Pañuelito verde, pañuelito azul. Breves reflexiones acerca de la percepción social con respecto al pañuelo verde en la mochila o al pañuelo azul. Hoy, al salir del subte, pase frente a dos hombres. Los dos, vale destacar, vestían uniforme. Es decir- estaban ejerciendo funciones que, de alguna manera, pese a todo desafecto personal, los trascienden….

El lector- ese curioso artificio de las circunstancias

Creo que la práctica de la escritura se me ha subvertido hasta volverse arisca, casi irónica hacia mi. Cuando antes era mi vida, ahora es un sutil pretexto. Hoy en día advierten- no hagas ningun pacto con nada, no te envuelvas, hasta tornar la carne el sistema venoso de peregrina obsesión, bajo la presión de…

Visión

Huella convexa ser híbrido Siete estrellas te contemplan y contienen el aliento de salientes y erizadas aristas para escuchar tus pasos embarrados por toscas ramas. Ser híbrido mandibulas de sangre Cuando bailas Es el mundo el que tiembla como si concediera tu porte altanero tu mirada estrellada Ser híbrido sobre el asfalto frío no abras…

Recodos intempestivos en Buenos Aires.

El local de Mario es el único en todo Buenos aires que posee en su vidriera una fotografía estenoscópica de su tienda, con visores para que cualquier curioso ponga a prueba la veracidad de tal artilugio. Es chino. No sabe hablar español, apenas balbucea un par de palabras, con visible esfuerzo. Pero posee una rigurosidad…

EL MAL ABSOLUTO

Reseña sobre EL MAL ABSOLUTO- En el corazon de la novela del siglo xix El libro, EL MAL ABSOLUTO, tal como lo indica el titulo es un ensayo acerca de la novela finisecular del SXIX. No nos debería extrañar que el subtitulo tenga una semejanza, primeramente inconciente, con el titulo de una novela sublime- el…

Ella

Ejercicio crudo para la infancia El de conquistar un alma Habia tardes en las cuales Escondida, bajo un muro de plástico Fantaseaba con el lujo del terror recién nacido Con la muerte De aquellos Que no creía poder sobrevivir. Oh, pobre pobre niña Con sus medias desprolijas La coleta alta en nudo bordo Tuve mucho…

La maldición

Es como si volteara el rostro No importa a quién. A qué. Y el niño, me dijese “No, señora, yo no taño las cuerdas” Tomándome las manos. Acariciandome los dedos. Llevándolos hasta su cintura, Hasta el roce pavido Con la melódica costra De sus huesos maniatados. “Esta soga, este hilaje, esto me sostiene” Diría se…

Las flores, sutil advertencia.

El arte de elegir flores es similar al arte de dar, por primera vez, un nombre especial, un apodo al querido, al amado, al amigo. En cada pétalo, en los colores alegres del brote, en el húmedo pistilo, se esconden las intenciones. Adelántese a ellas, y no deje que, silenciosamente, su floral obsequio lo delate….

Rouge

Cada vez que espero a alguien, sucede alguna situación insólita, varias situaciones insólitas, que como agujas gravitando hacia la misma bola de mimbre, se clavan en mi conciencia y en mi terror. Será nostálgico y triste decir que estos últimos alguna vez constituyeron la materia literaria que buscaba, incansablemente, como un escultor la figura escondida…

Instrucciones para sobrevivir una hemorragia.

INSTRUCCIONES PARA SOBREVIVIR UNA HEMORRAGIA. Una imagen se repite insistentemente en mi vida- la de mis dos manos, juntándose, plegándose y deshaciéndose mientras las baña el agua de la canilla. A veces, el labatorio es de mármol. Otras, de duro metal, con iridisaciones rojizas y quiebres oxidados. El agua se desprende de mis manos con…